¿POSITIVO O NEGATIVO? LA PRÁCTICA HACE AL MAESTRO

Actualizado: 28 de oct de 2019

¡Te tengo noticias! La felicidad permanente no existe. Sin embargo la felicidad la podemos prolongar por todo el tiempo que nosotros lo decidamos. ¿Cómo? Practicando.


La pregunta es ¿Qué es lo que tu practicas en tu vida cotidiana? ¿A qué dedicas el tiempo y cuales son las actividades que realizas constantemente en el día a día?


¿En qué somos expertos?





Los seres humanos fuimos diseñados para procurar lo bueno, para disfrutar y buscar todo lo que nos hace bien, lo que genera bienestar en nosotros. Todos llegamos a este mundo con la capacidad de ser felices, en potencia allí esta, pues fuimos creados para alejar la tristeza, para ahuyentar aquello que nos produce malestar, peligro, ansiedad y sufrimiento entre muchas otras cosas.


Sin embargo, como parte evolutiva de la humanidad, mientras más hemos avanzado en nuestro conocimiento y mientras mas nos dedicamos a pensar, mientras más descubrimos, al mismo tiempo más nos vamos complicando la existencia, hacemos más difícil nuestra participación en este plano y entonces comenzamos a distorsionar todos lo que nos rodea, comenzamos a dibujar una realidad alternativa de la cosas dentro de nuestro cerebro, en nuestra mente.


Comenzamos a vivir y ante la carencia de peligros reales, ante la falta de peligros físicos que ponen en riesgo nuestra existencia, creamos una nueva categoría de peligros. Nuestra mente comienza a crear peligros en nuestra cabeza y entonces dejamos de observar los eventos por lo que son y comenzamos a valorar las experiencias en base a lo que nuestros pensamientos nos van dictando.


Dejamos que el ego nos cubra de mil máscaras y permitimos que nuestras emociones tomen el control. Nos enganchamos al victimismo, nos hundimos con las adversidades, comenzamos a verlo todo de forma negativa y creamos una capa mental que no nos permite ver a las experiencias cómo oportunidades en lugar de castigos.


¿Cuántos practicamos el rechazo a nuestro físico y nos criticamos a nosotros mismos?


¿Cuántos practicamos el miedo a realizar las cosas, el miedo a no encajar en un grupo, el miedo a intentar nuevas aventuras, el temor a desprendernos de lo que no nos hace feliz?


¡Que te valga!


Elimina de tu sistema, de tu cerebro, de tu mente lo que no sirve y ¡Que te valga! Dale valor a lo que te conviene, a lo que te hace feliz, a lo que te ayuda a vivir en presente y seguir avanzando.


No te quedes atascado en el lodo, en el pantano del pasado, reconoce, ámate y date la oportunidad de vivir con una nueva perspectiva de quien eres. Con una perspectiva real alejada de máscaras y miedos que te alejan del final, de tus metas, del verdadero éxito.


Ponte los pantalones y toma las riendas de tu vida, no dejes que tu cerebro dicte lo que debes hacer o cómo debes de vivir. Escucha tus pensamientos y transformalos, aprende a reconocer tus emociones y dale dirección a cada una de ellas. Son tu brújula, así que aprovecha y conviertela en un recurso que te permita entender quien eres y como te sientes.


¡Tu mente no decide, eres tú quién decide!


¿Has pensado cuánto tiempo le dedicas a practicar hábitos como la intolerancia, el estrés, la ira, la pereza, la tristeza o la envidia entre muchas otras cosas?


¿Qué tan condicionado estás a esas emociones, que no son malas siempre y cuando no las hagas costumbre?


No hay momento perfecto para comenzar el cambio, por que el momento perfecto jamás llega, el momento es ahora. Si ahora es cuando tienes la oportunidad de pararte, de abrir los ojos y decidir que como quieres que sea tu camino.


¿Quieres caminar disfrutando de los momentos que te dan felicidad, de esa felicidad que se genera pasito a pasito, despacio, con calma pero a paso firme?

Tú eres quien dirige el camino y tu vida, eres tú quien marca los pasos, quien decide a donde se dirige cambiando de actitud.


Y entonces se abren nuevas oportunidades, llegan nuevos caminos y en ellos aprendemos, pero más importante aun, en ellos practicamos, pues de que sirve leer un libro de recetas si nunca lo usamos para cocinar platillos?

Es tu turno y practica


¿Qué estabas practicando hasta ahora? ¿Qué vas a practicar ahora?

¡Que te Valga! Cambio y fuera…


Poncho de Anda






© 2020 24/7EVEN MEDIA